Etiqueta tu vida

Esto que vas una tarde de compras… te vuelves loca y te compras unas cuantas cosas. Yo soy de las que tengo que estrenarlo todo al momento así que en cuanto me compro ropa tengo que ponérmela ya. Así me pasa, que a veces a las 7 de la mañana antes de irme a trabajar me doy cuenta que tengo que cortar la etiqueta donde viene el precio y la talla… esa no se me suele olvidar, pero bueno si se me olvida se esconde la etiqueta y listo o se tira de ella y termina rompiéndose esa cuerda hecha para forzudos.

La etiqueta que siempre se me olvida es la de dentro, esa que tiene que venir acompañada de unas tijeras, porque esa etiqueta hay que cortarla sí o sí. Porque si dejas esa etiqueta te puede salir dermatitis de lo grandes que son. Y qué decir de las etiquetas de la ropa de los niños, si gastan más tela en las etiquetas que en la prenda. Pues eso que voto porque en la ropa venga unas minitijeras para cortarlas, o que tenga cortafáciles o algo parecido porque si no nos quedaremos por siempre jamás con las etiquetas porque siempre se nos olvidan cortarlas.

Ah y que tampoco se te olvide quitar los lacitos de las camisetas, sudaderas, jerseys… que al final se ven en el momento menos apropiado, de hecho, si te vas a comprar un vestido de novia, una vez tengas el vestido en casa es lo primero que tienes que hacer, una novia en el baile nupcial con los lazos fuera del vestido ohhh mejor que no pase.

Yo hoy he conseguido quitar unas cuantas. etiquetas.. un truqui, coges unas tijeras a la vez que planchas y antes de planchar cada cosa cortas la etiqueta… como resultado consigues un montón de etiquetas con las que te puedes hacerte un bolso, una camiseta o cualquier prenda… porque habrá que sacarle partido a esto de coleccionar etiquetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website