16 semanitas “sin hacer nada”

Esta semana cumplo mi semana 16 de baja de maternidad… y es el tiempo que en este país se considera que ya está “criado” mi bebé que ni siquiera ha cumplido los 4 meses. Y es que se establece que ya puedo volver a trabajar, que ya he jugado bastante a ser mamá y que es hora de que las empresas vuelvan a tener a toda su plantilla a full, sean felices o no.

Aunque ya se me ha acabado la baja… tengo la suerte de incorporarme unas semanas más tarde a trabajar, por los 15 días de lactancia (que no sé por qué son días naturales, porque digo yo que en 2 semanas las personas libramos, y el día que no trabajo no considero que me lo den sino que yo ya tenía pensado cuidar de mi hijo) y porque tengo otros días más por las vacaciones no disfrutadas del año pasado, así que de momento no sufro ese estado de ansiedad por volver a trabajar y tener que acordarme de la contraseña de mi ordenador.

Pues eso, que pido a todos los partidos políticos los que gobiernen, quieran gobernar o lo que quieran hacer algo más además de discutir entre ellos… que por favor, amplíen el permiso de maternidad porque si quieren que esta sociedad evolucione, lo primero que tenemos que pensar es que los primeros meses de todas las personas son muy importantes, y lo más importante es que todos los bebés pasen el mayor tiempo con sus padres, porque para ello son bebés. Y ya de paso… que den permisos de paternidad decentes, porque los 15 días naturales de esos que dicen, más bien parecen 3 noches largas porque en esos días no diferencias la noche y el día, y cuando el padre se tiene que incorporar ni siquiera has dormido 1 día entero juntando todas las noches de esos días.

Los bebés no tienen la culpa de tener que pasar días eternos en las guarderías, tener que desayunar y merendar en la guardería con personas desconocidas, que aprovecho para decir que toda mi mayor admiración a esas educadoras que son capaces de tener en una clase 8 bebés o más, pero al fin y al cabo desconocidas cuando son tan pequeños y tan dependientes de los padres. Y estos educadores también son padres y madres y también tienen que volver al trabajo después de 16 semanas, por eso no quiero desmerecer el trabajo de los educadores, simplemente que los niños empiecen más tarde en la escuela infantil porque la baja de maternidad sea realmente una baja de maternidad.

Hace unos días, una política se llevaba a su bebé a su lugar de trabajo… déjame decirte que no nos has favorecido nada, primero me gustaría “regañarte” porque tu hijo tenga que estar rodeado de política siendo tan pequeño, y segundo porque en ningún momento sería compatible llevar a nuestros hijos al trabajo, no de esa manera. No creo que pueda estar en una reunión de 5 horas con un bebé que no llore, o como una cajera de supermercado puede seguir cobrando con su bebé al lado en el carrito durante más de 6 horas, o a un médico operando a corazón abierto mientras tiene que darle un biberón a su bebé en mitad del quirófano. Creo que los niños tienen que estar en ambientes que les favorezcan, y que si realmente queremos compatibilizar la lactancia, el cuidado o la educación de nuestros hijos lo mejor es hacerlo en tu hogar, que estén con su madre o su padre, y que puedan estar con ellos durante más semanas, es por eso por lo que realmente hay que luchar, por tener mayor facilidad para tener guarderías en los puestos de trabajo, que sean más baratas y que así podamos visitar a nuestros hijos en la hora de la comida o cuando estén malos y necesiten vernos. Sin ausentarnos de nuestro puesto de trabajo pero teniendo la facilidad de estar cerca de ellos cuando nos necesitan.

Y otro tema importante si la Organización MUNDIAL de la salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses.. y ¿por qué no lo cumplimos?…. porque hoy en día la palabra exclusiva en este caso lo veo completamente imposible. Por qué queremos ganar siempre a nivel mundial, en el fútbol, en tener los mejores números económicos, en encontrar la mejor vacuna, en tener premios Nobel en nuestro país, en tener en nuestros museos grandes obras de arte… y ¿por qué en esto no?, esto es algo que se puede conseguir y que no depende de la suerte o que tengamos los mejores jugadores de fútbol para ganar la copa del mundo. El que nuestros bebés puedan tener como principal alimento la leche materna, no depende de la suerte, lo podemos cumplir si realmente se quisiera, nuestros bebés tendrían mayores defensas y sobre todo como leí en un cartel que tiene la pediatra cuando lo necesiten “un beso lo cura todo”… y sobre todo si es un beso de sus padres durante los primeros meses o el primer año, por qué no 1 año de baja de maternidad como mínimo.

Podría estar escribiendo y escribiendo haciendo interminable este post porque no creo que tengamos que dejar de luchar por conseguir todo lo que he escrito antes… sé que lo que van a decir las empresas y los partidos políticos es que económicamente no se puede mantener una baja mayor de la que tenemos, pues le digo a los partidos políticos que menos corrupción y más humanidad, y a las empresas menos restricciones y más felicidad. Porque no digo que una vez que eres madre no vuelvas a trabajar, porque una de las frases que se me quedó marcada en el curso de preparación al parto es que aunque queramos quedarnos siempre con nuestro bebé hay que volver a trabajar porque hay que pagar una hipoteca, y tiene toda la razón, y queremos seguir trabajando pero simplemente pedimos un poco más de tiempo para ser mamás a tiempo completo para luego volver al trabajo felices y sin la ansiedad de dejar a una personita de 16 semanas alejada de nosotras.

Pues eso que se acaban mis 16 semanas, esas 16 semanas en las que mucha gente me ha preguntado… y qué haces todo el día con tanto tiempo libre… ¿tiempo? eso es lo que creo que me va a faltar el resto de mi vida a partir de ahora para cubrir mis minutos con LO MEJOR que tengo, y que voy a tener 16 semanas + 16 semanas + 16 semanas… para disfrutar de mi faceta de mamá y que ya intentaré sacar yo el tiempo de atascos, jornada reducida, guarderías cerca de los abuelos o lo que sea para que mi bebé siga siendo durante más tiempo simplemente eso, un bebé.

Aquí te dejo una gran frase por la que se están luchando desde el Club de Malas Madres y aunque no solo hace referencia a la baja de maternidad, hace referencia a nuestro papel de mamis #norenuncio, un club al que pertenezco porque yo #norenuncio a ver crece a mi hijo y a  conciliar una vida familiar y profesional, porque no tengo superpoderes ni quiero tenerlos, porque tengo sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, y tengo ganas de cambiar el mundo o al menos morir en el intento, porque quiero acabar con el concepto de superwoman, ese que nos impone la sociedad y que no nos ayuda en NADA http://clubdemalasmadres.com/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website